75899174
LD (55) 75899174
Horarios de atención
8:00 am a 6:00 pm

CONTÁCTANOS

Llena el siguiente formulario, enseguida nos pondremos en contacto contigo


Blog

17 Jun 2016 07:00

Poco se suele pensar en detalles tan importantes como los baños de un establecimiento cuando este se diseña o decora. En muchos casos (cuando la marca no pertenece a una franquicia u ocupa un local anteriormente dedicado a otra cosa) termina siendo un rincón mal iluminado que puede arruinar la buena impresión de los clientes. Para evitarlo, hablaremos sobre 10 prácticas sanitarias en baños públicos que no debe olvidar para hacer sentir cómodos a sus clientes.

1. La limpieza

Suena obvio, pero es el aspecto en el que más fallan los establecimientos. Para mantener limpios los baños públicos, sobre todo si son varios (como en el caso de cines y restaurantes) es necesario tener al menos a una persona dedicada de tiempo completo a revisar que todo se mantenga en orden, es decir, que los excusados y mingitorios estén libres de manchas, el suelo esté seco, no haya papeles tirados y los espejos se encuentren impecables.

img-apoyo-baños-publicos

2. Los materiales

A nadie se le ocurriría alfombrar un baño público, pero hay errores menos evidentes que pueden pasar desapercibidos en un primer momento. Cuide que los materiales no sean tan porosos que retengan manchas u olores, elija un color claro pero no blanco para el piso y las paredes y asegúrese de que las encimeras sean de granito, acero o algún otro material fácil de limpiar. Además, conserve la personalidad de la marca en los colores y texturas.

3. El papel

Un tema que ha entrado en debate últimamente es el uso y ahorro del papel sanitario. Si los excusados de su local están diseñados para evitar obstrucciones, elija papel ecológico que se desintegre fácilmente con el agua. Considere la instalación de un expendedor de asientos personales desechables solo si desea darle estatus a su marca, y para ahorrar en papel secante, coloque secadoras de aire automáticas.

4. El agua

Está de más decirlo: el ahorro de agua es imprescindible en un baño público. Desde tanques ahorradores hasta lavabos de censores que cortan el suministro a los pocos segundos, el mercado ofrece una gran variedad de soluciones para ahorrar agua. Elija siempre lo más higiénico y que al mismo tiempo evite el gasto de recursos.

5. El jabón y antibacterial

De nada sirve un expendedor de jabón vacío, así que mantenga cerca de los lavabos reservas de jabón líquido para rellenar los recipientes oportunamente. Le recomendamos colocar un expendedor de gel antibacterial a un lado del jabón; además de que le dará opciones a los clientes, esta alternativa también puede significar ahorro de agua.

6. Los basureros

Piense en los basureros, no solo para colocarlos adentro de cada baño, sino en un contenedor de plástico grande para otros residuos. Sitúelo cerca de la salida y manténgalo en buen estado.

7. Las indicaciones

Puede ser que necesite comunicarle a sus clientes cómo desechar el papel o las toallas sanitarias, las instrucciones para activar las secadoras o dar algún consejo sobre el uso de las instalaciones. Para ello le recomendamos hacer uso de señalamientos especiales. Seguro le ahorrarán varios contratiempos y resolverán las dudas de los clientes automáticamente.

8. Las comodidades

Una excelente área de servicio cuenta con instalaciones y comodidades que van más allá de lo básico. Cambiadores de pañales, pañuelos desechables, máquinas con toallas sanitarias y ganchos para los bolsos son, por ejemplo, pequeñas inversiones que dejarán una impresión agradable en las visitantes.

9. La iluminación

No podemos pasar por alto la iluminación. No debe ser tan fuerte que haga notar las probables imperfecciones del baño, ni tan tenue que dificulte la visibilidad. Prefiera los rangos medios de intensidad, pero deje abierta la posibilidad de disponer de una luz general para facilitar la limpieza a fondo. Además, no olvide que los sensores de movimiento para encendido automático representan una oportunidad de ahorro de energía.

10. El ambiente

Por último, perfeccione el ambiente con aromatizantes de liberación constante, música suave de fondo, si es posible, y elementos decorativos que creen un ambiente tranquilo o contemporáneo.

Sus clientes jamás olvidarán una mala experiencia, y en cambio, la sensación de comodidad y atención al detalle los hará más propensos a regresar.