5682.8218
LD (55) 5682.8218
Horarios de atención
8:00 am a 6:00 pm

CONTÁCTANOS

Llena el siguiente formulario, enseguida nos pondremos en contacto contigo


Blog

16 Dic 2016 07:00

El plástico es un material ligero, práctico y sumamente importante para la vida cotidiana, sin embargo, al ser desechado afecta en gran medida al medio ambiente. Uno de los derivados más usados de este, es el poliestireno expandible (EPS) o unicel, que es un plástico rígido celular creado en el año 1954 para reemplazar otros materiales más complejos y desde entonces, se encuentra en variedad de formas y aplicaciones.

El unicel se obtiene del petróleo, a través de un proceso químico de 3 etapas: pre-expansión, manufactura inmediata y moldeo final. Es un producto económico, que genera grandes beneficios para la sociedad pues tiene capacidades aislantes, térmicas y acústicas, además de su cómodo manejo y facilidad de corte, incluso, gracias a su alta resistencia mecánica y a fuertes impactos, se utiliza para la construcción.unicel

Por si esto fuera poco, según la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), el unicel no es un material peligroso y posee muchas ventajas para su aplicación y uso, sobretodo por ser un producto 100% reciclable.

Normalmente tiene un corto periodo de vida pues se utiliza para empaquetar comida rápida, al igual que en vasos y platos desechables, también como protección de aparatos electrónicos y medicamentos pero, al desarrollar viviendas que cuenten con un material como el unicel se establece un camino hacia la sustentabilidad ambiental y a una mejor calidad de vida.

Se estima que el consumo nacional de unicel es de 125,000 toneladas anuales, de las cuales el 24% son para la fabricación de productos desechables y el 76% restante se divide en embalajes, en el sector agrícola y en la construcción, donde son reutilizadas 15,000 toneladas al año.

En el país comienza a generarse conciencia sobre este problema y algunas secretarías gubernamentales han comenzado a crear programas de reciclaje, además de esto, existe una cadena de empresas que se dedican a la recolección de cerca de 400 toneladas de este producto, al igual que a su reciclaje post-consumo y a utilizarlo como materia prima para la elaboración de nuevos productos, como marcos para fotografías, reglas y lapiceros.

Los pasos para el reciclaje son:

  • El acopio: el material no debe ser lavado, ni mezclado con otro tipo de materiales, simplemente deberá de ser retirado todo material orgánico
  • La compactación: aquí se extrae el aire que contiene el material (95%) para reducir su volumen al tamaño de un bloque
  • El peletizado: el bloque de unicel es cortado en tiras y transformado en perlas de poliestireno o pellets
  • La elaboración de nuevos productos plásticos que no tengan contacto con alimentos o bebidas, al igual que líquidos selladores y pegamentos

La problemática de los desperdicios de unicel tiene que ver con el volumen que ocupan, la dificultad de recolectarlo y de transportarlo a las escasas plantas de reciclaje de este material, que se encuentran en el Estado de México y en el estado de Yucatán.

Afortunadamente, la alianza entre entidades gubernamentales y empresas particulares está promoviendo acciones con el objetivo de difundir la importancia del reciclaje y con ello invitar a que cada vez más personas puedan separar, reducir sus desperdicios y reciclarlos.